Comunidades

COMUNIDADES

SORIA
Titular: B.V. María del Monte Carmelo
Fecha de fundación: 10-11-1938
Dirección: Plaza de R. Ayllón, 9, 42002, Soria, Soria
Teléfono: 975 21 17 98
Correo Electrónico: soria@ocdiberica.com
Web:
Actividades:
  • Iglesia de Culto
BREVE HISTORIA

La presencia de los carmelitas en la ciudad hidalga de Soria la estrenó la misma Madre Santa Teresa, cuando realizó la fundación de sus monjas en 1580. Sin embargo, la cortedad relativa de población y la existencia de varias comunidades de religiosos, aconsejó a la antigua Congregación Española reducir la presencia del Carmelo Descalzo a la modalidad de convento-hospicio. En efecto, ya en el siglo XVII, en 1680 se fundo este convento: se construyó una casa para media docena de religiosos, que atendieran a las Carmelitas Descalzas, cumplieran la observancia reformada y actuaran al servicio del pueblo de Dios en la predicación popular y en la administración de los Sacramentos.

Restaurada la Orden en España en 1868, pronto se pensó en la ciudad de Soria como un lugar propicio para establecer un convento. La respuesta en los señores Obispos fue favorable, llegando incluso a ofrecer su propio palacio para residencia de los frailes. En 1938, 10 de noviembre, el señor obispo, don Tomás Gutiérrez Díaz, autorizó la fundación que se realizó en una casa frontera al convento de las Madres. Allí tuvieron que esperar hasta que el viejo hospicio fuera desalojado por los escolares de un centro docente que en él funcionaba. Los escolares se fueron y nuestros padres se adaptaron con mayor comodidad al servicio de las Madres y de su iglesia. Incluso, cuando la propiedad subastó el inmueble, la Provincia Burgense se hizo con él.

Pasó una década y en la Provincia se creó una opinión favorable a establecer en Soria el colegio de Filosofía. No generaba mucho entusiasmo la perspectiva, pero los Superiores consiguieron la autorización episcopal en 1949. Ya se habían reservado unos terrenos alejados del centro urbano, carretera de Valladolid adelante. Como en tantas otras ocasiones planeaba sobre la fundación un fantasma de egoísmo excluyente: el miedo de la clerecía secular a la instalación de comunidades religiosas en el cogollo burgués de las poblaciones que en apostólica competencia amenguaría los ingresos de los veteranos disfrutadores. El colegio filosófico de Soria fue tan lejos que se paralizó con harto sentimiento de la ciudadanía, muy afecta a nuestra advocación del Carmen y de Santa Teresa de Jesús. Hacía un año que se habían intercambiado los colegios de Teología (en Burgos) y de Filosofía (en Oviedo). El horno no estaba para más bollos y el proyecto se olvidó; en 1958 se vendieron los solares que se habían adquirido en 1949.

La presencia de nuestros padres en la capital del Alto Duero, limitada a las asistencias dichas, se cerró más con las modificaciones en la vida cristiana derivadas de los nuevos tiempos y del estilo del Concilio Vaticano II, de tal suerte que llegó a cuestionarse la fundación de Soria, marcando incluso un plazo para el levantamiento de la misma. Pero hubo en la ciudad de los Doce Linajes una espontánea y cariñosa manifestación de sentimiento ante tal posibilidad que detuvo el pensamiento y el convento soriano confirmó su solera. En el trienio 1999-2002 se remodeló la casa, se instaló un ascensor y se dotó a las celdas de los religiosos de los servicios que el tiempo considera imprescindibles. Actuaron con largura de tiempo en la casa de Soria los PP. Claudio de Jesús Crucificado, Angel de Santa Teresita, Ireneo Rafael y Moisés de la Sagrada Familia. El P. Antonio María Fortes soportó, como superior, el ciclo de las obras, acompañado de los PP. Moisés, Emilio Castro y Hno. Miguel Villaverde.

El mensaje de fraternidad teresiana que pregona esta fundación y el servicio espiritual que indiscutiblemente prestan nuestros padres bien merecen ser continuados.

Comunidad
IMÁGENES
Soria (2).jpg
Soria (3).jpg
Soria (4).JPG
MAPA
VER TODAS