Noticias

NOTICIAS

08-10-2018
Despedida agradecida a las Hnas. del Desierto de las Palmas
Nos dejan tras una labor de casi 50 años.

El pasado domingo 7, nos hemos reunido la familia carmelitana de los que componemos el Desierto de las Palmas para despedir a las Carmelitas Misioneras Teresianas que dejan el Desierto después de 47 años viviendo juntos la experiencia de acoger a todos lo que buscaban soledad y silencio para encontrarse con Dios.

A las 12 del mediodía ha comenzado la Eucaristía dominical la cual nos ha servido para dar gracias al Señor por la presencia de nuestras hermanas en el Centro y para dar comienzo a un día donde lo que ha reinado ha sido la fraternidad. Hemos acudido a la eucaristía las comunidades del Desierto de las Palmas, es decir, nosotros los Carmelitas Descalzos, las hermanas Carmelitas Misioneras Teresianas que se despedían y las hermanas Carmelitas Misioneras de la Casa de Oración. Para acompañarnos han venido el consejo provincial de los Carmelitas Descalzos juntos con el Provincial, Miguel Márquez, que ha presidido la Eucaristía, el padre Miguel Hernansáiz, superior de nuestra comunidad de Valencia, la provincial de las Carmelitas Misioneras Teresianas, Sayo Pérez, junto con dos de sus consejeras provinciales, y un número de hermanas Carmelitas Misioneras Teresianas de las comunidades de Novelda, Paterna y Tarragona. A la celebración también han participado la alcaldesa de Benicassim y numerosos amigos y conocidos del Desierto.

Muy emotivas han sido las palabras de Miguel Márquez al finalizar la celebración cargadas de gratitud y cariño, de igual modo Sayo Pérez, provincial, también ha compartido con la asamblea sus palabras de despedida en las que mostraba la pena por dejar una realidad tan querida, la gratitud por la experiencia vivida, y la esperanza de saber que en el Desierto de las Palmas siempre van a encontrar una casa.

Después de la celebración todas las religiosas y religiosos presentes han compartido juntos la comida. Hemos terminado el día en la capilla del Centro de Espiritualidad donde la comunidad ha colocado un cuadro del Beato Fco. Palau (fundador de las Carmelitas Misioneras Teresianas) como gratitud a las hermanas y como un modo de decirles que siempre van a estar muy presentes en el Desierto y en sus oraciones. La provincial ha recogido una placa de honor y de gratitud por estos 47 años en el Centro de Espiritualidad.

 

VER TODAS