Noticias

NOTICIAS

07-07-2019
Camino de Santiago
con acento andaluz

Apenas acabado el tiempo escolar un grupo de jóvenes ha cambiado los pupitres y libros por la mochila y las botas y ha completado una emotiva e inolvidable peregrinación a Santiago.

Empezamos el camino en Tui, y fuimos recorriendo el camino portugués.

El grupo, estaba compuesto por alrededor de 50 jóvenes, en su mayoría de nuestro liceo de S. Fernando (Cádiz) de entre 15 y 17 años, acompañados por P. Alejandro, P. David, Hno. Juanjo, P. José Jaymis y  Alberto, un joven monitor.

La experiencia ha sido muy enriquecedora; todos  los días comenzábamos los caminos en oración y con un largo rato de silencio. Luego se oía el grito del P. Alejandro avisando del final del silencio y empezaba el compartir, las buenas conversaciones, el conocerse. Ha sido muy bonito ver cómo los jóvenes cargaban por turnos las mochilas de los que no podían más, para que pudieran acabar la etapa. Ojalá sea una lección de vida que nos enseñe a llevar con alegría las cargas de los demás, y no dejemos a nadie en los bordes del camino.

Por la tarde celebrábamos la eucaristía sin prisas, disfrutando del momento, y haciendo presente a Aquel que velaba por nosotros en los caminos...

Tuvimos días de sol, días de nubes y en a la última etapa una lluvia torrencial, que paró poco antes de entrar a Santiago. Llegamos a Santiago contentos y empapados. Todo nos enseña, pues el camino es escuela de vida. Belleza y dolor, todo junto. Para quien sabe mirar, y no se queda solo con lo malo.

Y al llegar a Santiago, tuvimos la oportunidad de pasar unos momentos con las Carmelitas Descalzas. Fue un encuentro muy agradable que los jóvenes valoraron mucho.

Ahora ya están todos en sus casas, curando ampollas y callos y guardando en el corazón todo lo vivido en esos días, mientras la mayoría del grupo se prepara para abandonar nuestro liceo y afronta la nueva etapa universitaria que se abre ante sus ojos.

Ante ellos se abre también la posibilidad de crear un nuevo Carmelo Joven, en que puedan seguir creciendo comunitariamente en la fe como lo han hecho todos los años que han pasado en nuestro centro. Pidamos a Jesús, que al igual que encontró a sus discípulos en el camino, se deje encontrar por todos estos jóvenes en esta nueva aventura que emprenden.

Y pidamos también que nunca falten carmelitas dispuestos a acompañarles.

 

VER TODAS