Noticias

NOTICIAS

28-09-2019
National Catholic Register
Informe de favores de santa Teresita

e trata de recabar las historias de las "rosas" de Santa Teresa de Lisieux, conocida afectuosamente como Santa Teresita del Niño Jesús. Estas rosas son los milagros y favores que la intercesión de la Santa ha obtenido para los fieles, a quienes el periódico animó a compartir sus testimonios.

Cuando Santa Teresa, la Pequeña Flor, se estaba muriendo, ella dijo: "Después de mi muerte, dejaré caer una lluvia de rosas. Pasaré mi cielo haciendo el bien en la tierra. Levantaré una poderosa hueste de pequeños santos. Mi misión es hacer que Dios sea amado ... ", recordó el redactor Joseph Pronechen en la convocatoria. Numerosos creyentes han afirmado haber sido oídos en sus oraciones e incluso haber recibido la confirmación de la intervención de la Santa por la presencia de una rosa en alguno de los hechos relacionados con el portento.

 

Este es el tipo de testimonios que el periódico estadounidense está buscando "Santa Teresa le ha enviado una rosa? ¿Una lluvia de rosas? ¿En respuesta a tus oraciones por una intención particular?", cuestionó el medio a sus lectores "Si es así, ¿consideraría compartir su historia para incluirla en un artículo del Register en el sitio web o en la edición impresa? Nos encantaría compartir algunas de estas historias con nuestros lectores para inspirarlos". Las historias serán recibidas en el correo electrónico del editor del medio de comunicación para su análisis y posible publicación. Si bien la convocatoria no tiene fecha límite, se recomendó el pronto envío de la información.

Santa Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz fue una religiosa carmelita descalza francesa canonizada en 1925 y proclamada Doctora de la Iglesia en 1997 por Juan Pablo II. La sencillez de su testimonio de vida y la notable intención de actuar en las pequeñas cosas con un intenso amor a Dios, entregándose por completo de la forma como un niño pequeño se entrega y depende de sus padres, ha inspirado a millones de creyentes alrededor del mundo. Falleció en enero de 1897 a la corta edad de 24 años, pero el enorme impacto de su espiritualidad le ha merecido ser contada entre las Santas más veneradas por los creyentes.

Con información de National Catholic Register.

VER TODAS