Noticias

NOTICIAS

17-05-2020
Niño Jesús de Praga bendice el mundo
Arenzano (Italia)

Tuvo lugar el miércoles 6 de mayo desde la terraza del Santuario di Gesù Bambino di Praga, custodiado por los Carmelitas Descalzos.

 “Todo lo que quieras pedir, pídelo por los méritos de mi infancia, y nada te será negado”, fue la promesa que hizo el Niño Jesús a la venerable Margarita del Santísimo Sacramento, que ha inspirado a los frailes Carmelitas del Santuario di Gesù Bambino di Praga de Arenzano, Italia, a realizar una bendición especial, pidiendo por el fin de la pandemia. 

Se realizó una bendición de la ciudad y el mundo con la imagen del Divino Infante que se hizo desde la terraza del Santuario el pasado miércoles 6 de mayo, “por este nuevo periodo, pidiendo al Señor muchas gracias, aquellas que podamos desear en el corazón”, como indicó uno de los Carmelitas en un video difundido por el Facebook del Santuario.  

Clamor de muchos

El evento, transmitido en vivo por TV2000, respondió al clamor de muchos devotos que durante mayo suelen peregrinar al santuario italiano, pero debido a la emergencia sanitaria del Covid-19, no han podido participar este año. 

“Nosotros vemos la gran necesidad que tienen las personas de la presencia del Niño Jesús, en este momento de ausencia. Apenas han sabido que podrían hacer este gesto junto a nosotros en vivo por televisión, ha habido un gran agradecimiento por parte de muchos”, indicó el sacerdote carmelita P. Dadive Sollami, en entrevista con TV2000.

“No estamos haciendo cosas extraordinarias, estamos buscando mantener ese puente entre Jesús y las personas que a Él acuden”, añadió el religioso carmelita. 

Bendición para dar serenidad y consolación

La bendición estuvo antecedida por la bajada de la imagen desde el altar del Santuario, y una pequeña procesión en el interior del templo hasta la terraza, donde el Padre Michele Goegan, superior de los Carmelitas Descalzos en Arenzano señaló:

“La bendición con la imagen del Niño Jesús de Praga de a todos los habitantes de Arenzano, a los telespectadores, y a todos los necesitados, serenidad y consolación”.

Luego, el superior carmelita elevó al cielo la siguiente plegaria:

Dios omnipotente y misericordioso, tu provees a quien te ama, y siempre, en todas partes, estás cerca de quien te busca con corazón sincero. Asiste a tus hijos y guía sus pasos en Tu Voluntad.

Concede salud a los enfermos, fuerza al personal sanitario, consolación y trabajo a las familias, sabiduría a los gobernantes y salvación a todas las víctimas que han muerto.  Por Cristo Nuestro Señor. Amén. 

Al terminar la oración, el padre Goegan levantó la imagen del Divino Infante y bendijo con ella a la ciudad y al mundo. 

 

VER TODAS