Noticias

NOTICIAS

06-06-2020
Jornada Pro Orantibus
Con María en el corazón de la Iglesia

Celebramos un año más, coincidiendo con la Solemnidad de la Stma. Trinidad la Jornada Pro Orantibus, con el lema Con María en el corazón de la Iglesia.

Es una jornada que tiene un triple objetivo: primero, orar por los monjes y monjas contemplativos; segundo, conocer más de cerca la vida contemplativa; y tercero, ayudar, incentivar, incluso echar una mano económicamente a los monasterios en dificultad. El Santo Padre se preguntaba qué sería la Iglesia sin la vida contemplativa. Le faltaría mucho, pues ella, desde esa dimensión de búsqueda constante del rostro de Dios, quiere ser corazón orante en la Iglesia y de esto necesitamos, almas y corazones orantes que sean como dice Vultum Dei Quaerere, faros, antorchas y centinelas en la Iglesia y en el mundo.

El lema nos recuerda a nuestra hermana santa Teresa del Niño Jesús, cuando nos describe cómo ella encontró su propia vocación dentro de los múltiples carismas con que Dios adorna a su pueblo. No se había reconocido a sí misma en ninguno de los miembros que san Pablo enumera; lo que ella deseaba era más bien verse en todos ellos: «Oh Jesús, amor mío, por fin he encontrado mi vocación: mi vocación es el amor. Sí, he hallado mi propio lugar en la Iglesia, y este lugar es el que tú me has señalado, Dios mío. En el corazón de la Iglesia, que es mi madre, yo seré el amor; de este modo lo seré todo, y mi deseo se verá colmado».

La Virgen María y la Iglesia constituyen el marco del lema para iluminar la Jornada de este año. María se nos ofrece como signo para la vida consagrada contemplativa, que está llamada, como ella, a habitar el corazón del cuerpo místico de Cristo, de la Iglesia que, con amor materno, acompaña a sus hijos e hijas en todo momento, y sobre todo en momentos de dificultad o de dolor como el que estamos viviendo ahora por la pandemia del coronavirus.

Santa Teresa de Jesús, relató la visión de la Trinidad que había tenido el día de san Mateo y escribe: “Estas tres personas se aman, se comunican y se conocen”. Buen mensaje para ponerlo en marcha en cada una de vuestras comunidades, siempre con la ayuda del Espíritu Santo, cuya venida hemos celebrado el domingo pasado. Sin amor recíproco la comunicación es algo formal y el conocimiento queda siempre en la superficie. Comunicarnos para conocernos, conocernos y comunicarnos para amarnos y vivir en comunión.

 La Jornada Pro Orantibus.

La Jornada Pro Orantibus fue instituida por Pio XII en 1953. En este día la Iglesia dedica un momento especial para fomentar el conocimiento y la oración por todos aquellos religiosos y religiosas entregados a la vida consagrada contemplativa. En esta Jornada se reconoce con estima y gratitud lo que representan y el rico patrimonio espiritual de sus institutos en la Iglesia.

Las diversas formas de Vida Consagrada son para todo el Pueblo de Dios una gracia con la que el Señor nos bendice a cada generación cristiana. Efectivamente, son visibles y palpables los espacios en los que el ardor misionero de una evangelización eclesial explícita, el trabajo educativo con niños y jóvenes, la solicitud caritativa hacia los pobres, los enfermos o los ancianos, llenan hermosas páginas de testimonio evangélico. Pero hay una presencia especial que por su peculiar índole, la Iglesia quiere subrayar de un modo particular: los monjes y monjas contemplativos.

Oremos en este día por aquellos que oran e interceden por nosotros ante la Santísima Trinidad.

 

VER TODAS