Noticias

NOTICIAS

12-06-2020
Celebrando el 450 ANIVERSARIO
Del traslado de los frailes a MANCERA DE ABAJO

Un 11 de Junio, fiesta de San Bernabé, fray Juan de la Cruz y fray Antonio de Jesús, con los miembros de la entonces comunidad de Duruelo, en la que ya había dos novicios, fray Juan Bautista y fray Pedro de los Ángeles (que profesarían en Mancera el 8 de octubre del 70), a instancias del provincial Alonso, dejan Duruelo por ser pequeño e insalubre, y vienen a morar en el lugar y ermita ofrecido por Don Luis de Toledo, señor de las Cinco Villas. En el 69 el provincial había declarado priorato el convento de Duruelo, a fray Antonio prior y a fray Juan maestro de novicios. Los frailes estarán aquí 30 años, hasta el 1600, que emprenden camino hacia Ávila. También dejarían Mancera por muy húmedo y poco saludable.

Así narra santa Teresa los hechos en su libro de las Fundaciones, capítulo XIV: “Entre éstos fue uno don Luis, Señor de las Cinco Villas. Este caballero había hecho una iglesia para una imagen de nuestra Señora, cierto bien digna deponer en veneración. […]. El padre fray Antonio de Jesús, como fue a aquel lugar a petición de este caballero y vio la imagen; aficionóse tanto a ella, y con mucha razón, que aceptó de pasar allí el monasterio. Llámase este lugar Mancera. Aunque no tenía ningún agua de pozo, ni de ninguna manera parecía la podían tener allí, labróles este caballero un monasterio conforme a su profesión, pequeño, y dio ornamentos. Hízolo muy bien”.

Hoy conmemoramos aquel traslado, a pie que hicieron los frailes desde Duruelo, hacia la segunda morada de los descalzos de Teresa. Después, entre los años 1605 y 1610 se establecieron en el convento de Mancera los frailes de San Francisco de Paula, conocidos como Mínimos. Allí permanecieron hasta la desamortización de Mendizabal, en el siglo XIX. Con la marcha de los Mínimos el convento quedó abandonado, hasta que en año 1943, Santa Maravillas de Jesús reconstruyó el convento de Mancera.

El 30 de abril de 2019 las madres Carmelitas de Mancera de Abajo celebraron su 75 aniversario fundacional con una eucaristía que fue concelebrada por el cardenal Mons. Antonio María Rouco Varela, el obispo de Salamanca, Mons. Carlos López y casi una treintena de sacerdotes.

La celebración ha sido presidida por el P. Provincial, Miguel Márquez y concelebrada por   D.  José Carlos Alejo (vicario para la vida contemplativa), D. Fernando (joven sacerdote, hijo de Mancera), y el P. Miguel Ángel González ocd (prior de Alba de Tormes). Estaban presentes el alcalde, don Juan Carlos y le directora de la Ruta teresiana DE LA CUNA AL SEPULCRO, doña Dori. La Eucaristía ha tenido lugar a las 12 del mediodía, con pocos asistentes debido a la pandemia, en un clima muy familiar.

El superior provincial resaltó la labor de las monjas Carmelitas «que son como el corazón de la Iglesia, tal y como las imaginó Santa Teresa». «Son mujeres valientes y humildes, escondidas, que se dedicaban a orar por la Iglesia y a sostenerla con su vida de fraternidad, de oración, litúrgica, de caridad interna…» resaltó Miguel Márquez.

VER TODAS